Vivencia comunitaria

Programa 2:

Formación, acompañamiento y animación de agentes de pastoral.

I. Diplomado de Pastoral Juvenil

El Diplomado en Pastoral Juvenil es una oferta de formación para coordinadores, animadores o asesores de grupos juveniles, que quieren dar un servicio de mayor calidad en sus parroquias o movimientos. Consta de los siguientes módulos: Módulo I: La Pastoral Juvenil en la Iglesia. Módulo II: La programación en la Pastoral Juvenil. Módulo III: El Grupo dentro de la Pastoral Juvenil. Módulo IV: Acompañamiento, identidad y misión del asesor y coordinador en la Pastoral Juvenil. Módulo V: La dimensión litúrgica en los grupos juveniles. Módulo VI: La dimensión catequética en la Pastoral Juvenil. Módulo VII: La dimensión social en la Pastoral Juvenil. Módulo VIII: Las diferentes metodologías, técnicas y herramientas didácticas.

 

II. Taller para Asesores de Juventud (ASEJUV)

Taller de formación para jóvenes adultos o matrimonios jóvenes, que acompañan a los grupos y movimientos juveniles. Consta de cuatro módulos… Módulo I: La identidad del asesor de grupos juveniles (su SER). Módulo II: La formación del asesor de grupos juveniles (su SABER). Módulo III: La acción pastoral del asesor de juventud (su SABER HACER). Módulo IV: La asesoría de los grupos juveniles como ministerio eclesial.

 

Programa 3: Organización e integración de estructuras pastorales.

I. Reunión mensual con jóvenes coordinadores de decanatos.

El objetivo de esta reunión, es favorecer un espacio para que los jóvenes delegados de decanatos y movimientos, revisen, aporten, acompañen y promuevan el caminar de la pastoral juvenil diocesana.

 

Programa 4: Espacios de Fe y Vida para los Jóvenes.

I. Encuentro anual del Arzobispo con los jóvenes.

Es la reunión anual donde el Obispo convoca a los jóvenes de nuestra Arquidiócesis para con ellos, orar, reflexionar y compartir sus enseñanzas.

 

II. La Jugada del Año.

Torneo deportivo a nivel diocesano que promueve la comunión en los decanatos y movimientos juveniles, es además, una manifestación de comunión diocesana. Anterior a la realización de este evento, se realizan eliminatorias por decanato.

 

III. Peregrinación Nacional Juvenil al Cerro del Cubilete.

Cada año en el mes de enero, más de 850 jóvenes de nuestra Arquidiócesis, participan en la peregrinación al Cristo de la montaña, en Silao, Guanajuato en la que participan más de 30,000 jóvenes de todo el país. La misa la preside el Nuncio Apostólico.

 

IV. Jornada Mundial de la Juventud.

Nos unimos a miles de jóvenes de todo el mundo, para compartir, celebrar y meditar sobre el mensaje que el Papa elige para este encuentro mundial. Se realiza cada dos o tres años.

 

V. Corre sin miedo, Ora por México. Actividad en donde los jóvenes de nuestra Arquidiócesis dan testimonio público de su fe y de que son capaces de responder cristianamente a los desafíos de nuestro tiempo, siendo portavoces de lo que creemos y queremos, un México seguro y sin violencia para lograr tan anhelada paz y armonía en Cristo.

 

Programa 5:

Vinculación con otras áreas de pastoral.

 

I. Marcha Juvenil Vocacional

La Pastoral juvenil y el Centro Vocacional, convocamos y organizamos la peregrinación anual a la Basílica de Guadalupe, en la que los jóvenes reflexionan sobre el aspecto vocacional. Se celebra., el primer domingo del mes de septiembre.

 

II. Semana de la Familia

En comunión con la Pastoral Familiar y el Departamento de Catequesis promover la Semana de la Familia en nuestras parroquias.

 

III. Rosario en Familia

Es un enlace entre la Semana de la Familia y el Festival Despierta en donde impregnamos a la sociedad regiomontana de AMOR que nos trae la unión con Dios a través de la Oración. Por parroquias o decanatos se organiza un rosario a las 3:00 p.m. después de haber tocado las campanas de las iglesias de toda la Arquidiócesis.

 

IV: Festival, Familia Despierta

La Pastoral Juvenil participa activamente en la organización del festival católico DESPIERTA, que organiza la Arquidiócesis de Monterrey y que ofrece, a través de la música, la oración y la comunión, un espacio de reflexión, alegría y convivencia, haciendo énfasis en un tema de importancia a nivel social y eclesial.